BAÚL INDUSTRIAL

Paredes de ladrillo visto, instalaciones industriales, ventanales, estilo hipster ? Si, bueno, hipster, industrial, moderno...

Da igual como lo llamemos, lo importante es lo bien que te hace sentir este estilo decorativo, y si a esto le unimos, saber elegir bien las piezas sin malgastar un euro, mejor que mejor. A veces hay que saber darse caprichos. 

Está bien dar una vuelta por las tiendecitas cool de tu ciudad para ver que hay, pero te aseguro que aquí vas ver modelos muy chulos. 

Vamos al lío, pero, ojo que toma nota si te gusta, porque estos baúles vuelan...

baúles shabby chic

Me gusta esta imagen, no sé muy bien porqué pero está muy chula, me encantaría ser el conductor de ese coche y poder adentrarme por esa carretera en ese bosque y desconectar del mundo por un día...

Esta sensación tan gratificante también la puedes vivir en tu casa si la conviertes en tu hogar, en tu lugar donde eres libre de verdad porque te sientes a gusto, donde haces las cosas porque quieres, nadie te impide nada.

Bueno, no me enrollo, te dejo con una colección de baúles de estilo industrial para que flipes un rato.

4 Baúles de estilo industrial en madera. 

 madera envejecida

Set de dos baúles con un asiento tapizado en piel estilo capitoné muy chulo para tener un salón acogedor donde todo el mundo pueda tomar asiento. Abajo: Asiento individual de las mismas características con mayor capacidad de almacenaje y con letras impresas.

mesa centro baúl industrial

Mesas de centro de inspiración industrial con capacidad de almacenaje.

Precioso Modelo de baúl de madera que ha sido recuperada y tratada para su uso como mueble de hogar. Posteriormente se ha pintado de forma que no se altere sus cualidades, por eso tiene ese aspecto envejecido tan característico del mobiliario de esta época industrial.

En stock
vidaXL Mango Rugoso Mesilla de Centro 70x70x40 cm Mueble Auxiliar Mesita Café
  • Material: Madera maciza de mango rugosa (con acabado mate)
  • Dimensiones: 70 x 70 x 40 cm (longitud x anchura x altura)
  • Pulido y lacado
  • Con 5 cajones y 1 gran compartimento de almacenamiento interior
  • Con 4 ruedas de hierro

Quedaría sensacional como mesa de centro en un salón ya que tiene las medidas perfectas de largo (70 cm) y alto (40 cm), dispone de varios cajones y compartimentos para guardar cosas y puede servirte como mueble auxiliar en el que dejar tus cosas mientras disfrutas de una peli, o para poner un picoteo mientras disfrutas de buena compañía. Fíjate en sus ruedas metálicas.

4 Baúles retro en metal. 

Presta atención al componente esencial de estos baúles que es el metal envejecido. Es la base de estos magníficos baúles en los que además de poder guardar cosas para facilitar la ordenación en la estancia en la que vayas a colocarlo, vas a poder darles también la función de asiento, ya que vienen provistos de asientos acolchados en textil para que ninguno de tus invitados se quede de pie.

El baúl de aquí arriba es un pieza de coleccionista más que un mueble auxiliar, como puedes ver, tiene un diseño de estilo industrial ya que es metálico y está compuesto por cinco cajones cuyos tiradores son de cuero marrón.

Este baúl está inspirado y diseñado en base a las antiguas maletas de viajes, que estaban remachadas en sus perfiles con cuero o metal y que se ajustaban mediante correas de cuero con hebillas metálicas.

¿ Porqué mola tanto el estilo industrial ?

No sabemos si es una moda pasajera o no, pero este estilo mola bastante. De hecho podemos ver como en los anuncios publicitarios, en las series de moda o en programas de televisión, la decoración industrial está muy presente en forma de paredes de ladrillo visto, mobiliarios desgastados y elementos de carácter industrial.

Pero, ¿ que es lo que caracteriza este estilo tan de moda? Vamos a verlas...

Lo primero que deberíamos tener claro es la diferencia entre los tipos de decoración que más se estilan en la actualidad. El clásico renovado, es un estilo que inspirándose en la decoración de principios del siglo pasado, destaca por su preferencia por los muebles de madera en tonos claros, el uso de molduras en las paredes y techos, altos rodapiés y textiles opulentos, como alfombras y cortinas, o el uso del papel pintado en la decoración de paredes de las habitaciones, pasillos o en el recibidor de la casa.

El estilo nórdico o escandinavo es esencialmente el que plante Ikea, sillas, mesas y sofás muy funcionales y prácticos, una decoración muy ligera que no destaca, a fin de crear ambientes muy relajados y en los que se prefiere disfrutar del hogar al cuidado de la decoración y el orden.

El estilo rústico es el que podemos apreciar fundamentalmente en las casas de campo, de pueblo o de la costa en la que por encima de todo se utiliza la madera como eje vertebrador del mobiliario del hogar, así, los muebles del salón, aparadores, o las camas de las habitaciones son de madera. Pero además de este material, otros materiales naturales como son la piedra o la mimbre suelen estar presente en estos hogares, junto a textiles orgánicos como las mantas de algodón o cortinas de lino.

Por último, nos toca hablar de estilos urbanos, como el industrial o el vintage. Es importante conocer bien las diferencias entre uno y otros estilo decorativo para no cometer en el error en el que caen hasta los interioristas o profesionales de la decoración de espacios, no solo en hogares sino también de oficinas y establecimientos públicos o privados.

Lo vintage hace referencia referencia a la decoración que imperaba en la Europa del periodo de entreguerras, mediados del siglo XIX, en la que compartían espacio, tanto muebles propios, nacidos con la industrialización como con la decoración de influencia oriental, importada de países como China o La India, o de los países africanos a consecuencia de la colonización de los mismos.

Este estilo tiene como protagonista esencial las piezas antiguas, las antigüedades de la época a las que se suman los muebles de color claro envejecidos para recordar con nostalgia aquellos años, y la decoración en tonos pastel como el aguamarina o coral en los textiles que se suman a los estampados, o flores en cojines y cortinas.

Como contrapunto al aire romántico que destila todo lo vintage, el estilo industrial es igualmente un tipo de decoración que surge y se desarrollo en el entorno urbano, más concretamente en las grandes ciudades norteamericanas, desde donde a mediados de los 80 llegó al viejo continente.

 Se dice que en el Nueva York de los 60, que comenzaba a masificarse con el consiguiente encarecimiento de las propiedades y el alquiler, muchos artistas, pintores, escultores, diseñadores de moda, recurrieron a grandes naves industriales abandonadas en las inmediaciones de la metrópoli para montar sus talleres, y en los que hacían sus exposiciones y exponían sus obras como si se tratara de galerías de arte.

Este movimiento artístico tan popular fue poco a poco adaptándose para su implementación como viviendas, de forma que al tiempo que servían de talleres, eran igualmente las viviendas de estos genios.

De esos inicios a convertirse en una tendencia decorativa no pasó mucho. Comenzaron a construirse apartamentos en las ciuades cuyas características particulares se inspiraban en las características de estas naves, techos altos, los llamados LOFT, con paredes de ladrillo a la vista, instalaciones de agua o gas también a la vista, amplios ventanales con sus cristaleras y predilección por los materiales desgastados en muebles, como hemos visto en los baúles, principalmente en la madera, pero también en el uso de elementos de hierro y metálicos.

Es un estilo algo más frío que el vintage, ya que no abusa de los colores y elementos naturales, pero que gusta porque evoca genialidad creativa, modernidad y hasta un cierto punto de anarquía, que complementado sabiamente con los textiles apropiados y con matices y algunas piezas retro, puede generar estancias muy acogedoras donde se respira confort y modernidad a partes iguales.

Te dejo con todos los baúles que componen este estilo y que puedes comprar en Amazon.es.

Deja un comentario